martes, 24 de abril de 2007

Condena órgano estatal chino llamamiento de Dalai Lama para "verdadera autonomía"


El llamamiento para una "verdadera autonomía" o "un alto grado de autonomía", hecho por el Dalai Lama en una entrevista reciente con el diario Der Spiegel de Alemania, es una forma encubierta de hacer avanzar la agenda de "la independencia del Tíbet", dijo el día 23 el estatal Centro de Información del Tíbet de China en un artículo publicado en su sitio de Internet. El artículo, escrito bajo el pseudónimo de Yan Zheng --que significa en chino discurso honesto-- dice que el término "verdadera autonomía" es una "hoja de parra" usada por el Dalai Lama para enmascarar su meta de independencia. La afirmación de "verdadera autonomía" es el segundo paso en la búsqueda del Dalai Lama de "la independencia del Tíbet", dice el artículo, el cual agrega que el primer paso implica el retorno del Dalai Lama al Tíbet y que se tiene planeado un "referéndum" como el clímax de la iniciativa de independencia. El Dalai Lama ha buscado obstinadamente la "independencia del Tíbet" desde que huyó de China en 1959 y emitió una declaración desde la India en la que prometió "restablecer el estatus libre e independiente del Tíbet", dice el artículo. Aparentemente frustrado por el desarrollo estable de la sociedad china y también por la lucha interna entre los grupos de exiliados "a favor de la independencia del Tíbet", ha bajado el tono de sus afirmaciones sobre la "independencia del Tíbet" desde 1994, agrega el artículo. En los años recientes, el Dalai Lama repitió que "no busca la independencia sino más bien un alto grado de autonomía para el Tíbet dentro del marco de la Constitución china". Su llamamiento para la "verdadera autonomía" equivale a una erradicación de la soberanía china sobre el Tíbet, agrega el artículo. El Dalai Lama no ha cambiado la "base del diálogo" para su eventual retorno, dice el artículo. Entre sus condiciones se encuentra que el gobierno central retire al ejército del Tíbet y permita que el Tíbet desarrolle relaciones diplomáticas con otros países y con organizaciones internacionales. "Todos saben que si un país no puede desplegar a su ejército en su propio territorio y permite que su gobierno local tenga relaciones diplomáticas en la esfera internacional, no existe soberanía", se argumenta en el artículo. El Dalai Lama solicitó la "verdadera autonomía" sobre el supuesto "Tíbet Mayor", una región que se extiende a las áreas habitadas por tibetanos en las provincias de Qinghai, Gansu, Sichuan y Yunnan y éste es un intento obvio por derrocar al sistema que gobierna a las regiones minoritarias étnicas, dice el artículo. El Dalai Lama no ha renunciado a la "independencia del Tíbet" a pesar de que evitó deliberadamente mencionar el término, se dice en el artículo. El Dalai Lama nunca ha renunciado a la "Constitución Tibetana en el Exilio", similar a la "Futura Constitución del Tíbet", un documento ilegal redactado en 1963, que proclama el establecimiento de un "estado unificado étnicamente encabezado por el Dalai Lama", dice el artículo. También acusa al Dalai Lama de ampliar la llamada "región del gobierno en el exilio" de cuatro departamentos en 1959 a siete departamentos en 2001, y de defender un "himno" nacional y una "bandera nacional". El Dalai Lama reitera constantemente su mensaje de independencia a los tibetanos de ultramar y a los estudiantes tibetanos, agrega el artículo.

(Xinhua)24/04/2007