miércoles, 14 de marzo de 2007

China defiende su tren tibetano ante las críticas del Dalai Lama


El Gobierno chino defendió hoy su tren al Tíbet, inaugurado el pasado año, en respuesta a las críticas que sobre él hizo el Dalai Lama el pasado fin de semana, durante el 48 aniversario de la revuelta tibetana contra el régimen comunista.'El tiempo pasa y el desarrollo del Tíbet no puede cambiarlo nadie', destacó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Qin Gang, quien añadió que muchos periodistas foráneos pudieron ver, durante el viaje inaugural del 1 de julio, los beneficios que puede aportar el tren al Tíbet.El Dalai Lama señaló este fin de semana desde el exilio en la ciudad india de Dharamsala que el ferrocarril puede traer mejoras en la economía nacional china pero también un preocupante aumento de la población china en el Tíbet, donde los tibetanos ya son minoría en la capital, Lhasa.El Dalai Lama expresó sus dudas sobre el tren en el discurso de conmemoración del 48 aniversario de la revuelta tibetana contra el régimen comunista, en 1959, cuyo fracaso llevó al líder religioso al exilio.El portavoz chino aprovechó la rueda de prensa de hoy para negar que se hubiera producido esa protesta y aseguró que simplemente se produjo una huida del Dalai Lama para conducir desde el extranjero 'actividades con el objetivo de minar la unidad de la patria'.'Esperamos que el Dalai Lama se enfrente a la historia y juzgue de acuerdo con los tiempos, tomando las decisiones correctas para el pueblo tibetano', añadió el portavoz chino.La infraestructura del ferrocarril al Tíbet es la más alta del mundo en su tipo -alcanza los 5.068 metros sobre el nivel del mar- y será ampliada en los próximos años para que llegue a la zona de Shigatse, la segunda ciudad más sagrada tibetana, próxima al monte Everest.
Terra Actualidad - EFE